El primer paso

Por el resultado podríais pensar que fue un paseo en barca por el lago más tranquilo del mundo, pero de eso nada. Hasta bien entrado el tercer cuarto no pudimos romper el partido, ante un Cajasol con un juego muy descarado y una gran defensa, muy dura por momentos y con cierta permisividad arbitral, pero esto es un juego duro y físico, no busquemos excusas por ahí.

Pero sin ni siquiera tener que recurrir al “satismo”, finalmente Cajasol cayó “de maduro” y podimos acabar el partido tranquilamente dando descanso a jugadores importantes, y con minutos para los que salen de lesiones, y primer partido a la saca.

Pero esto no es como la Eurocup, con ida y vuelta. Da igual ganar de treinta que de uno, y este sábado toca partir de cero e intentar rematar la faena. Y no será fácil, Cajasol está realizando un gran juego con jóvenes cargados de talento. No nos dejemos engañar por el último cuarto del partido del jueves. Remember CAI?

Comments are closed.