Fin de semana productivo

Cuando los malos resultados de la competición hacen bajar los ánimos, la mejor medicina son las victorias, más allá de jugar mejor o peor. Y este largo fin de semana que empezó el viernes y acabó el domingo noche, ha supuesto dos píldoras de vitaminas productivas con dos triunfos solventes.

Aun a costa de que alguien salte diciendo que no tenemos ni idea de esto, ¿no os han parecido dos partidos muy similares? Un comienzo flojo, el equipo que poco a poco se va asentando, y dos rivales inferiores que van cayendo de maduros a lo largo del partido. Por que ser superiores al Obradoiro casi que es cosa de manual, pero no nos engañemos, jugador a jugador también somos bastante superiores al Baskonia, cuya plantilla sobre todo en interiores, deja bastante que desear. Pero luego la cancha dicta sentencia, y esta vez sí hemos rendido con solvencia la mayor parte de ambos partidos.

Pero jugando mejor o peor, o contra mejores o peores rivales, la cosa es que dos triunfos más a la saca, con el regustillo dulce de ver a Dubi recuperado, a Rafa que no pierde la puntería y a un Sato que poco a poco nos recuerda al de la temporada pasada (Bertans aún está soñando con él). Y ahora a seguir mejorando.

Comments are closed.