Mal día para tener un mal día

Mal comienzo de los play offs con una inesperada, pero merecida, derrota en casa. La verdad es que desde el principio del partido no salió nada. Imprecisiones en ataque, mala defensa, juego alocado, nervios… El equipo de Fotis Katsikaris dominó el partido desde el principio, y solamente nuestra casta y espíritu de lucha hizo que llegáramos al final del partido con aspiraciones. Pero cuando nos pusimos a dos puntos, volvieron a entrar las prisas y los nervios y se nos escapó definitivamente.

¿Pero alguien se rinde? Este equipo ya nos tiene acostumbrados a superar momentos críticos, y nadie dijo que esto iba a ser fácil. El domingo a Bilbao sin complejos y a traerse la eliminatoria el martes de nuevo a Valencia para rematarla.

Comments are closed.