Solamente los que llegan pueden perder una final

Foto: Facebook ValenciaBasket

Foto: Facebook ValenciaBasket

Hasta hace pocos días, el pesimismo estaba instaurado en el entorno del València Basket, tras una racha de malos resultados y mal juego. Pero como también se dejó bien claro a pocos días de comenzar la copa. ésta es una competición totalmente diferente a cualquier otra, y el equipo iba a ella con todas las posibilidades intactas, como decía Rafa Martínez, “borrón y cuenta nueva”. Y así fue. Cierto que el sorteo nos fue favorable y nos tocó en el “lado débil”, pero que se lo cuenten al Bilbao, por ejemplo. Dos partidos muy serios y solventes y a la final. Y en la final una primera parte tuteando al Barcelona y desgraciadamente una segunda donde no pudimos hacer nada contra el rodillo blaugrana. Un equipo que tiene a un tal Mickeal y un tal Lorbek entre otros totalmente enchufados es muy difícil de parar.

Una lástima, pero una vez más hemos estado ahí, llevando con orgullo el nombre de València Basket y luchando hasta el final. Y es que a los que luchan hasta el límite de sus fuerzas no se les puede reprochar nada. En las finales solamente gana uno, pero hay otros muchos que ni siquiera llegan a no ganar una final. Y habrán más, y se ganarán.

Queremos dar las gracias (y enhorabuena) a todos los taronges que han viajado al frío Vitoriano, y a todos los medios que nos han permitido seguir a nuestro equipo día a día, en especial aquellos profesionales que lo están pasando mal por la incertidumbre creada por los procesos de “reestructuración” en su plantilla por culpa de quienes los dirigen, y ahí han estado al pie del cañón.

Pero ahora toca un cambio de chip total y absoluto, porque este martes nos jugamos la vida en Eurocup y como no ganemos este partido en Riga, no valdrá decir eso de que para perder una final hay que llegar a ella, porque directamente ni habremos llegado.

Comments are closed.